lunes, 25 de mayo de 2009

Día del orgullo friki (Porque yo lo valgo)

Conste que el vídeo del sábado lo colgué sencillamente por nostalgia y porque me hizo gracia. No caí en qué día era hoy. 25 de mayo, día del orgullo frikie.

Aclaremos una vez más el concepto. Según esa fuente de conocimiento siempre cuestionable que es Wikipedia, el término "Friki, friqui, frik, frikie, freaky o freak procede del inglés freak (una de cuyas varias acepciones es la de extraño, extravagante o estrafalario), es un término usado en el idioma español para referirse a la persona de apariencia o comportamiento fuera de lo habitual, interesada u obsesionada en un tema o hobby concreto en el que se considera fanático (otra acepción para freak en el idioma inglés). Este término suele tener una connotación peyorativa, atribuída por el que no se considera a sí mismo friki".

En resumidas cuentas, el término ha pasado a usarse para definir a aquellas personas que no vamos donde va Vicente, esto es, adonde va la gente. Somos, en términos más sociológicos, los que nos salimos de la manada. Es el huevo y la gallina. ¿Uno es friki porque colecciona algo que no está comido por el polvo y el moho (llámese antigüedades), o se convierte en ello porque quienes lo rodean no lo hacen, y eso hace de él un tipo "raro"?

El término friki ya no sólo se emplea para los pirados de Star Trek o Star Wars que se acuestan mirando por la ventana a la espera de que lleguen los hombrecillos verdes. Si escuchas música africana, para muchos eres un friki. Si vas vestido con ropa que no venden en Zara, El Corte Inglés o Massimo Dutti, eres un friki. Si compras vinilos en lugar de cds, eres un frikie Si no te gusta el fútbol pero recuerdas con nostalgia las series de tu infancial, eres un friki. Si ves cine de terror en versión original, llevas un blog o tienes un montón de amigos repartidos por todo el país gracias a internet, con los que quedas un par de veces al año, ¡compañero, eres un friki del copón!

En términos generales, friki tiene dos acepciones. Por un lado está ese pequeño grupo de extravagantes, obsesionados por un tema concreto que sólo viven por y para él. Pero hay excepciones. Si vas por la vida hablando sólo de Tolkien y el Señor de los anillos, eres un friki. Pero si sólo hablas de fútbol, sólo lees el Marca o el As, sólo ves la sección deportiva del telediario, y en cuanto llegas del curro te pones la camiseta de tu equipo, entonces no eres friki. Eres otra cosa, ¿pero friki? ¡No! Porque, como es fútbol... Por otro lado que la definición de friki —"persona de apariencia o comportamiento fuera de lo habitual, interesada u obsesionada en un tema o hobby concreto en el que se considera fanático"— encaje como anillo al dedo con los "capillitas" de Semana Santa o los fieles de Fernando Alonso, tampoco significa nada, porque también son "cosas" aceptadas socialmente.

Y esto nos lleva a esa otra acepción de friki, la más genérica, en la que entraría el grueso de esos frikis que conozco y en la cual me incluyo: gente que no se deja llevar, que no permite que le impongan las modas, que sabe escoger, que quiere elegir, que no quiere ser igual que nadie por desidia, aunque le importe tan poco que ni siquiera piense en ello. Sencillamente va a su aire. Esta modalidad de friki es el nuevo paria social, el individuo peligroso, porque ya sabemos que todo lo "raro", lo que se sale de lo común, es peligroso. Casualmente, si hay algo común a la inmensa mayoría de frikis que conozco es que son lectores voraces, amén de grandes cinéfilos en muchos casos.

Así que, sí, friki y orgulloso de serlo. Soy raro de narices, afortunadamente. Porque, ¡qué triste sería este mundo si todos fuésemos iguales! Y para celebrarlo, ya veré que hago hoy. Tal vez me vea algunos capítulos de V, del Coche fantástico, del Equipo A o de MacGyver. O quizás me deleite reordenando todas las novelas y pastiches holmesianos, o la colección completa de novelas oficiales y oficiosas de 007. Quizá limpie la hebilla de Río Rojo, réplica de la que lucía John Wayne en buena parte de sus películas, o le cambie las baterías al sable láser de Obi Wan que tengo junto a mi teléfono de principios del siglo XX, o saque a pasear la capa oficial de Superman que atesoro con tanto cariño como el sombrero de Indiana Jones. Puede que ponga algún disco de Elvis, en vinilo, por supuesto, mientras le quito el polvo a mis figuras de Drácula (versión Christopher Lee), Johnny Cash, Don Vito Corleone, El Nota o El Especialista Mike.

O puede, sencillamente, que piense en un post para mañana.

Para los que queráis saber vuestro grado de frikismo, aquí os dejo un test.

7 comentarios:

Cathan Dursselev dijo...

Mejor no hago el test... no debo hacerlo.. ¡mierda al final lo haré!

Aunque en mi caso no hay problema, soy un frikidios supremo según dictan en alguna web en la que participo, jajaja

¡Feliz día del Frki!

pd. ¿Que sería de las editoriales sin la gente "rara" como nosotros?

Javier Márquez Sánchez dijo...

Jo, yo saqué una puntuación altísima la primera vez, pero acabo de hacerlo y los temas manga, informático y de rol me han dejado en una posición media...

Pablo Rodríguez dijo...

Me ha encantado. Ya es hora que se haga distinción entre los personajes/mamarrachos de la tele con personas interesantes para conversar, sepas o no tanto como él sobre el tema en cuestión.

Si, me siento identificado con intentar saber de todo un poco, de algunos temas en concreto más en profundidad y siempre por interés no para demostrar nada. Sobre todo me gusta escuchar a otras personas.

Ahora mismo me dispongo a empezar mi segunda jornada laboral. En cuanto pueda haré (de nuevo el test ya que lo hicimos hace mucho tiempo).
(Escrito todo esto con el anillo único en mi mano) :D

Mr. X dijo...

¡¡¡FRIKIS ... MAS QUE FRIKIS!!!!

[Comentario realizado por Javier Márquez hace algunas semanas, cuando durante una convención friki en "La Alameda" los organizadores pasaron del tema - una charla de Teo y él sobre la creación literario -]

P.D.: Lo que me pude reir, viejo.

Javier Márquez Sánchez dijo...

¡¡Ese Pablete!! Todo un honor contar por aquí con tus comentarios... A ti sí que es un lujo escucharte, muchachote.

Mr. X, es que esa gente era friki, pero friki, friki... jejeje

R2D2 dijo...

¡Vivan los frikis! Que me gusta tu post de hoy, Javi.
Ya había hecho el test friki (más de una vez) hace tiempo, aunque hoy lo he vuelto a hacer esta vez entero... y mi puntuacion ha bajado (23.7762238 %)
T__T Si es que los ordenadores y yo...

Pero bueno, voy a ponerme una peluca para celebrarlo, hacer alguna maraton de pelis... con mi hamster, Ham Solo, claro ^__^
Vivan los diferentes!!!

Pablo Rodríguez dijo...

Nada, un placer. Intentaré participar un poco más en los temas que se exponen aquí

Besitos a todos,