martes, 10 de febrero de 2009

Emoción desgarradora: 'La llorona'

Hay canciones, películas, cuadros, novelas, cuyo alcance sobrepasa las fronteras de la disciplina. en cuestión. Son experiencias globales, íntimas, que conectan con lo más profundo del receptor, remueven su sensibilidad, y se quedan ahí, agarradas a su memoria sentimental, para el resto de los días.

No se me ocurre mejor ejemplo que la esa canción tradicional mexicana La llorona en voz de la insuperable Chavela Vargas. La historia es tan desgarradora como la propia interpretación, un verdadero alarde de maestría en el escenario que hace honor a la definición de ese verbo: interpretar. Porque lo de la Vargas no sólo es cantar, no sólo es actuar, es la pura vivencia, tan dolorosa que cuando la ves y la escuchas, con ese fraseo lento y angustioso, como lágrimas recorriendo sus mejillas, te emocionas como si supieses que todo aquello le está ocurriendo de verdad.

Explicaba la artista que ella prefería el sentimiento a la técnica a la hora de cantar, que si entonaba La llorona atendiendo a la técnica, no emocionaba tanto. Pues que ni lo intente. ¿Quién quiere técnica cuando hay corazón? El grito final de esta canción en voz de Chavela es uno de los momentos cumbres del arte musical como experiencia comunicativa:

Si, porque te quiero, quieres,
Llorona,

quieres que te quiera más...
Si ya te he dado la vida,
llorona,
¿qué más quieres?
¡Quieres más!

4 comentarios:

BERTONI dijo...

ES POSIBLE HABERLE ESCUCHADO ESTE TEMA A RAPHAEL?

Javier Márquez Sánchez dijo...

Pues sí,Raphael grabó en los sesenta esta canción. Como siempre, su voz resulta portentosa, aunque su versión es excesivamente riesueña para mi gusto...

radioblogueros dijo...

Chavela siempre ha sido y será una de las grandes.

Un saludo y nos escuchamos.

Javier Márquez Sánchez dijo...

Estoy contigo... Nos escuchamos.