martes, 24 de febrero de 2009

Acordes de mi nueva novela

Los asiduos a este blog ya sabéis de sobra que la música, como el cine, es una de mis grandes pasiones, así como influencia evidentes a la hora de sentarme ante el teclado para dar forma a mis propias creaciones.

Esto, en ocasiones, conlleva sus peligros, como el hecho de que no pueda resistirme a dotar de obra musical a uno de los personajes de la nueva novela en la que ando trabajando. Su nombre es Willie Pike, y es un veterano cantautor de música country, muy unido al director de cine Sam Lonergan. Sin ser el protagonista de la historia, Lonergan es uno de los nombres clave de la misma; incluso podríamos decir que es algo así como su protagonista "espiritual". En cualquier caso, me venía bien, para el pasaje en el que el viejo Pike recuerda los viejos tiempos para el joven que anda tras la pista del cineasta, que el artista rescatase una canción que compuso en homenaje a su amigo.

La cosa, como digo, no ha quedado en la mera referencia, sino que me he animado a componer el tema en cuestión. Y ayer, tras descubrir unas sorprendentes herramientas que me escondía el programa Nero, me lancé a grabarla.

Hace ya bastantes años que no me atrevo a pasar tanto tiempo con la guitarra como hacía antes, y ha pasado una eternidad desde que compuse mi última canción. Sin embargo, he disfrutado mucho con este nuevo desafío, tal vez porque no es una canción mía, sino de Willie Pike, escrita con un estilo, un ritmo e incluso en un idioma con los que nunca había trabajado antes. Me ha gustado tanto la experiencia que ya trabajo con algunas ideas para dos nuevas canciones de Pike. Ya sabéis, locuras de escritor...

Sed buenos, no seáis crueles, pues no es mi intención con esta grabación hacer halago de capacidad interpretativa ni de dominio de las seis cuerdas. Tan sólo me resultaba simpática la idea de lanzar un "adelanto" de la novela, aún en proceso de escritura, de esta forma un tanto inusual.

La canción lleva por título Sam's ballad, y os dejo aquí la traducción dado que el viejo Willie Pike, como no podía ser de otra forma, compone sus piezas en su lengua natal.



La balada de Sam

Era un vendedor de almas.
Nada más que un narrador de historias.
Era el bebé muerto
antes de nacer.

Era un borrachín,
un mentiroso, un asesino de corazones.
Era un soñador
y Dios maldijo su espíritu.

Así que todas aquellas noches en El Paso,
de camino a través de Santa Fe,
amando a malas mujeres, bebiendo tequila;
esos recuerdos vuelven a mí ahora
al pensar en Sam Lonergan.

Abrazó la soledad.
Fue el gran olvidado.
Mordió la manzana
y se la escupió a Dios.

Él era el padre,
el marido, el mal hijo.
Él era el amigo
que te gustaría tener.

Así que todas aquellas noches en El Paso,
de camino a través de Santa Fe,
amando a malas mujeres, bebiendo tequila;
esos recuerdos vuelven a mí ahora
al pensar en Sam Lonergan.

22 comentarios:

Teo Palacios dijo...

"Javi Márquez es como una caja de bombones, nunca sabes lo que te va a tocar" (Forrest Gump dixit)

Javier Márquez Sánchez dijo...

Jajaja... Es lo que el Duque de Wellington y yo denominamos "elemento sorpresa"...

Teo Palacios dijo...

Pues te quieres creer que llevo toda la mañana dándole vueltas al estribillo de la cancioncita?

Javier Márquez Sánchez dijo...

Bueno, eso tampoco tiene tanto mérito. España entera se llevó todo un verano preguntándose "mami, ¿qué será lo que tiene el negro?"... jejeje. Pero se agradece, compañero, se agradece.

sempiterna dijo...

Jajaja, obviaré todos los comentarios jocosos anteriores... (ahora se me pegará a mí lo de mami qué será lo que tiene el negro).

Quería participar hoy hablando de mi perspectiva de Javier Márquez, en su universo de escritor. Esta canción es un ejemplo del ambiente en el que se sumerge al escribir una novela, un artículo, un relato,... Todo está contextualizado, nuestra casa se convierte en un escenario casi, sobre todo su estudio y los dvd que vemos y la música que escuchamos. Esta canción no es más que otra de esas maneras de meterse en sus personajes y en su historia, crea todo entorno a ellos, quizás por eso luego resulta todo tan auténtico.

Javier Márquez Sánchez dijo...

Jo, Sempi, muchas gracias. Tus apreciaciones, como ya estamos acostumbrados a ver en tu blog, son siempre de lo más precisas y emotivas (al menos, para mí)

¿Cuánto me llevas por prepararme un 'making off' de la novela? Jejeje...

Mr. X dijo...

¡Jugónnnnnn! Que arte tienes tio ... loving bad women, drinking tequila ... ¡oleeee!

En serio, mándasela a tu amigo Kristoffersson y directamente deja su profesión :)

Pues sí que es pegadiza la dichosa, a ver si me la pasas en mp3 ¿ok?

¡Un abrazo!

Javier Márquez Sánchez dijo...

Joer, Mr. X, muchas gracias... luego te la mando en Mp3.

Cuidado con tantos comentarios positivos que me lo acabo creyendo y luego pasa lo que pasa... jeje

Violeta dijo...

Qué cañaaaaaaaaaaaaaaa!!! Puedo ponerla en el movil?? Politono JavierMarquez al 5555
Molaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!!
En serio, este autor es un fuera de serie. Que capacidad de crear!! Y sí, es pegadiza!!!!
Besos

Javier Márquez Sánchez dijo...

Muchas gracias, guapísima. te daré la clave para que puedas descargarla gratis al móvil con fondo de pantalla del autor... ¡ay, chiquilla! :-P

R2D2 dijo...

¡Que guayyyyy! Escribe, cocina, plancha... ¡Y hasta toca y compone! Si es que a este chico no le falta de nada ^__^
En serio, es genial que te envuelvas tanto en el universo de tus novelas ¡Creo que es lo mejor de todo!

Javier Márquez Sánchez dijo...

Gracias, pero dices eso porque no has probado el cocido extremeño que preparo... ¡eso sí es lo mejor de todo!

Muchas gracias Ali. Un beso

Y otro para violeta, que antes no se lo di. No se vaya a mosquear... jeje

Teo Palacios dijo...

Yo también quiero el MP3!!!!!! Y los besos !!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Javier Márquez Sánchez dijo...

Hombre, Teo, ¿también el MP3? Digo, ¿también los besos?

Jejeje

Anónimo dijo...

Te quedo bien chingona viejo,muy songwriter.Tienes My Space con tus canciones?A ver si lo pones por aqui.

Leonardo. Hermosillo

novecento dijo...

Visto lo visto espero que nunca hagas una novela de un asesino, drogadicto, piromano ....

Javier Márquez Sánchez dijo...

Muchas gracias, Leonardo. No notengo sitio en My Space para mis canciones. No creo que lo permitieran, jeje. Un placer tener por acá a alguien de aquellas tierras.

Novecento, nunca se sabe, nunca se sabe...

Indy "John" dijo...

Efectivamente Javier, es una buenisima pieza, pegadiza y resultona. Que envidia (sana eh!! jejej) de esa capacidad creativa que tienes!!
ahora que me he unido al blog, he estado viendo la cantidad de mensajes referentes a tu cancion. De corazon, tienes un don javi!

sempiterna dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Javier Márquez Sánchez dijo...

Muchas gracias, Indy "John", encantado de que te unas al blog. Pero no te creas. El tener tantos comentarios no se debe al don de componer una canción, sino a la suerte de tener tantos y tan buenos amigos...

Un abrazo

Anónimo dijo...

¡Fascinante! Ten cuidado que algún publicista de alguna gran editorial te puede copiar la idea. ¡Un personaje de novela con repertorio musical propio! Absolutamente genial. Y por cierto, cantas muy requetebién!!

Javier Márquez Sánchez dijo...

Muchas gracias, Sil... digo, Anónimo, jejeje.

Un beso fuerte