miércoles, 2 de julio de 2008

¡Terminé la novela! (la mía, claro)

Ya estoy de vuelta. Diez días sin escribir, madre mía... Esto no es serio. Pero tengo una justificación, que será buena o mala, pero a mí me sirve: he estado enclaustrado terminando una novela. Llevaba ya unos seis meses con ella y, de pronto, avisté el final. Es un chute de adrenalina, en serio, que te mantiene excitado durante varios días, sin poder despegarte del teclado y deseando volver a éste cuando tienes que hacer otros menesteres. Quieres ver cómo acaba, quieres ver que, realmente, pones el punto final.

Y yo lo he logrado. Oye, y es un triunfo. Porque después de varios libros de, digamos, divulgación, ya era hora de poder terminar una novela (habré empezado como media docena o más, todas inconclusas). Ahora viene el proceso de relectura, corrección, ampliación y acicalamiento. Pero lo importante, la tela buena, ya está ahí.

Así que nada, aquí estamos de vuelta, y para empezar con buen pie, haremos hoy una entrada doble... Y ya se me ocurre cuál será el segundo tema.

6 comentarios:

Nils dijo...

enhorabuena, Javier. espero que dentro de poco podamos ver esa novela encuadernada en las librerías de toda España.

Javier Márquez dijo...

Muchas gracias, Nils, de verdad. Así lo espero yo también.

Teo dijo...

La primera novela es un hito, te lo digo yo... es un acicate. Te mete un veneno raro en el cuerpo... y como empieces la segunda, estás perdido, ya no podrás parar.

Es una gran noticia, Javi, enhorabuena.

Saludos,
Teo

Javier Márquez dijo...

Gracias, Teo. Y sí, efectivamente, ya tengo el veneno en el cuerpo...

Javier Márquez dijo...

Gracias, Teo. Y sí, efectivamente, ya tengo el veneno en el cuerpo...

Cris dijo...

ENHORABUENA!!!!
Adelanta al menos el género de la misma...núm de páginas...No sé, algo, que estoy deseando saber!!!!